10 Jun
200 Comentarios

Los ácaros son seres microscópicos que están en cualquier lugar donde haya animales, personas, temperaturas altas o humedad.  Suelen permanecer en lugares donde pueden alimentarse de esporas de moho y células muertas de piel de las personas y sus mascotas. Algunos de sus lugares favoritos son las alfombras, sofás, peluches, colchones, ropa de cama y almohadas.

Aunque creas que los ácaros solamente ocupan un pequeño espacio en tu cama, en realidad, en un lapso de 10 años, los ácaros muertos y sus desperdicios pueden llegar a duplicar el peso de tu colchón.

Si eres alérgico a ellos, puedes presentar los siguientes síntomas:

  • Estornudos frecuentes
  • Picazón en la nariz
  • Ojos irritados y llorosos
  • Tos
  • Problemas de respiración
  • Garganta reseca
  • Irritación en la piel

Algunas recomendaciones para prevenir las alergias causadas por los ácaros son:

  • Utilizar edredones y fundas para almohadas anti ácaros.
  • Usar cabeceras y marcos para camas hechos de madera o metal.
  • Lavar ropa de cama en agua caliente por lo menos una vez a la semana.
  • Reemplazar edredones de lana por sintéticos.
  • Lavar y secar los peluches y mantenerlos lejos de las camas.
  • Limpiar los colchones periódicamente.

Recuerda que, para evitar que los síntomas de tu alergia a los ácaros se presenten, es importante que mantengas Tabcín Alergi a mano y te olvides de esos molestos síntomas.


Entradas Categorías
Consejos
Categorías
Comunes
Alergias
TIPS
Interiores
Exteriores
Animales